El lugar de donde nos visita, ¿existe?

28 de febrero de 2010

ser o no ser

vivir o dejar de vivir, that is the question.

si dejara, habría más oxígeno para más gente, más comida para más gente, más agua para más gente, más recursos para más gente. mis papás no tendrían que seguir manteniéndome, no sería veneno para nadie más porque nadie más me conocería. godoy tendría material suficiente para escribir un libro.

yo podría flotar indefinidamente, en lo que imagino como muerte. un espacio completamente ausente de luz y, por tanto de color. sólo negro, da igual tener los ojos abiertos o cerrados, la visión es la misma. flotar sin sentir nada, si sentir el peso de la ropa, el peso de los huesos, el pelo, el peso de la cabeza que tira hacia abajo. no saber nada más de nadie, no tener que buscar más dónde vivir, no tener que comer más, caminar más, trabajar más. cerrar los ojos y finalmente, sonreir por ser tan liviano, al fin tan liviano.

pero, en el otro lado, está j.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

solo sé invisible

Anti-Raúl dijo...

Liviano, invisible, diáfano. Pero siempre estarías así. Creéme.