El lugar de donde nos visita, ¿existe?

9 de abril de 2008

Infinito (la irremediable verdad detrás de las Manecillas)

El tiempo se funde y gotea grado con grado, gota a gota hasta llenar un vaso y cada gota que se desprende de éste cae en un nuevo vaso dando así seguimiento a un ciclo vicioso interminable donde cada vástago de cada tiempo termina recogido siempre en un vaso, no importa cuál sea, ni que tan grande sea, pues aunque se trate de un vasito-segundo una copa-minuto o cualquier otro cristal hora-día-semana-mes-año-década… las gotillas caen y las manecillas siempre dan vueltas sobre sí mismas, labrando la inalienable existencia del tiempo en la conciencia, marcando recipientes que recogen los acontecimientos diluidos, que luego de romperse inconteniblemente el cristal, se desbordan y caen en el inagotable suelo del olvido o el recuerdo efervescente. Ya es agua derramada y no se puede intentar recoger las hazañas del tiempo desparramadas en cuadros que se dejan atrás. Es sólo agua derramada en el suelo, ya nada se puede hacer. Es agua derramada…Las horas sólo continúan su trote imperecedero.

3 comentarios:

Atilio M. Valiente dijo...

Insisto:
The Cure es pop rock.

Aniuxa dijo...

Este blog está muerto. :(

OKdes dijo...

me ha encantado la redaccion, y la de abajo, que blog tan genial!!

os voy a poner en mi lista de blogs para seguiros la pista, no pareis de escribir!!

un saludo

ok47