El lugar de donde nos visita, ¿existe?

23 de enero de 2010

de repente me obsesioné con los subtes

si por los dos asaltos o por simple curiosidad, no estoy seguro.

de repente noté que sentía una extraña emoción al ver el tren llegar a la estación. subirme al tren, sentarme, poner los pies en el otro asiento vacío, una cuestión de rutina. después era luchar por ignorar el ruido del tren en movimiento mientras tenía los audífonos puestos (escuchando música) y leyendo algo.



después me di cuenta que tenía firefox lleno de imágenes de planos de subtes... chile, berlín, argentina (ahora y cuando se finalice la red de subterráneos), etcétera. después estaba lleno de estaciones, y encontré un artículo donde sacaban fotos de las estaciones de subte más bellas del mundo.
Las más bellas son las de la red de moscú, según dicen (porque yo no he ido nunca). motivados por alguna cosa que leí que era como "arte para el pueblo" los rusos decidieron colocar el arte en lugares cotidianos, donde fuera accesible y visible para todos. entonces hicieron las estaciones como si fueran palacios.


así debería ser la red en el 2015

en cuanto a la red de subtes de buenos aires, todavía le falta mucho. la plaza de los virreyes, más allá de lo insegura, es un pequeño mercado. en una estación de la línea b tenían publicidad hasta en el techo y el 90% de las estaciones en las que me he subido parecen estar constantemente húmedas.
pero algo tienen de interesante, no sé qué es. a lo mejor y es porque nunca me había subido en un subterráneo hasta que vine acá, o no sé. pero siempre me siento como niño cuando voy en el subte. de alguna manera siempre siento que no soy yo el que viaja, sino las estaciones que van apareciendo. yo estoy sentado, estación aparece, estación desaparece, nueva estación aparece. en el medio todo es oscuro y húmedo.


las cosas que más me hicieron sentir niño me ocurrieron en la línea A. es la línea más vieja, por cierto, y la estación Perú ha sido remodelada para que parezca la misma estación de 191x (y lo es, pero ajá, la cosa es que se vea antigua y todo). una vez me subí en el primer vagón de la línea A, la línea que tiene los trenes en uso más antiguos del mundo (datan de 1913 por ahí me parece... y siguen funcionando). ahí tienen una ventana, para ver el frente. entonces descubrí (sí,
descubrí) que no son estaciones que aparecen, sino que el tren se mueve por un tunel y desde la estación anterior se puede ver la siguiente. y allá está lejos, y después se hace más grande hasta que estoy en la estación. y ves a la gente parada mirando el tren que viene, y te ponés a pensar "cuando yo estoy parado en la estación no pienso que el tren viene de la estación anterior, sino que aparece de esa curva".
en otra ocasión venía del trabajo y en un semáforo vi un tren en la calle. sí, lo habían sacado y lo llevaban a un taller para no sé, ¿mantenimiento? en mi vida había visto un tren afuera del subte y de hecho siempre había pensado que esas máquinas, una vez adentro, nunca volverían a ver el sol. pero ahí estaba, y ahí iba el tipo en la cabina manejándolo y las puertas abiertas; en el último vagón había un tipo sentado en la puerta con cara de aburrido. hasta las luces dentro de los vagones estaban encendidas.
mi última vivencia subterránea fue ver a alguien manejar el subte. no sé si para cuenteársela o era una futura empleada, un tipo dejó la puerta abierta para enseñarle a una chera cómo manejaba el tren. hay dos palancas, una para acelerar y otra para frenar. la de acelerar se mueve en el sentido de las agujas del reloj y la otra en el sentido contrario. la palanca de freno es amarilla, la otra blanca. y así el tipo mueve la palanca y el tren avanza, regresa la palanca (para que deje de acelerar) y mueve la otra para ir frenando. así es el recorrido, tan simple. pero no deja de no sé, maravillarme.

es una sensación distinta al asombro. es una especie de curiosidad infantil, de que todo esto de un vehículo moviéndose debajo de la tierra es algo de ciencia ficción, algo inverosímil. me cuesta imaginar que hay edificios y calles arriba de las estaciones, que hay gente caminando encima de mí, que yo estoy moviéndome por una calle por donde están pasando carros ahorita, que estoy recorriendo distancias y no sólo apareciendo y desapareciendo. por eso siempre salgo por donde no debo y termino muy confundido, a una cuadra de aquella calle cuyo nombre la estación tiene y por la que originalmente pensé que iba a salir.

4 comentarios:

Aniuxa dijo...

El metro de aquí es simple y sencillo, me gusta... Hay dibujitos para no perderte.

Para tachar lo que decis ponés "strike" entre los signos mayor que y menor que y luego "/strik" o bien, es más facil que empecés a usar el draft.blogger en lugar del blogger.

Godo dijo...

uno de estos días tenés que darme algún curso rápido de la programación detrás de los blogs

Anti-Raúl dijo...

Acabo de terminar los Papeles Inesperados de Don Julio, y dije, Buenas Salenas Cronopio Cronopio, esto es de lo que hablaban por allá. Así que es este link : http://cronopiocronopio.tripod.com/cuentos/bajoni.htm

Godo dijo...

dios santo, no sabía que julio cortázar había escrito sobre los subtes...