El lugar de donde nos visita, ¿existe?

13 de octubre de 2009

El tema del perro (versión dos punto cero)

Ayer soñé con mi perro. Me refiero al perro que tuve hace unos tres años, Luke (no al perro de ahora, que es ninguno porque no tengo perro). No sé qué hacía él ahí, nunca antes había soñado con él.

La cosa es que ahí estaba. Ibamos corriendo los dos (yo detrás de él) por una selva verde con muchas hojas en el piso (húmedas, me parece) y estaba oscureciendo un poco, o a lo mejor estaba nublado. La cosa es que ibamos corriendo y había luz pero como luz que los árboles tapaban, así que en realidad era la sombra de los árboles, no sé si se entiende.

En fin. Después mi papá apareció arriba de una colina y nos llamó. Luke subió primero y yo subí después; mientras subía escuché una voz que decía everything the light touches is our kingdom. Fue aquí donde ocurrió uno de esos saltos de tiempo/espacio como sólo se pueden disfrutar en los sueños, y me encontré sosteniendo a mi perro muerto en mis brazos. Era negro (siempre lo fue), tenía los ojos abiertos y la lengua de fuera. Estaba quieto y no pesaba.

Tal vez sólo estaba interpretando la turbulenta noche anterior, tal vez sólo deseaba compañía perruna, o tal vez sólo extraño a mi perro. O tal vez, a lo mejor, y la muerte de Luke fue la muerte de mi propio cinismo.

Tal vez simplemente tuve un mal sueño.

2 comentarios:

-ArieL- dijo...

-diálogo entre "staff" del blog-: cómo le pusiste la letra más grande???? llevo tiempo tratando de hacerlo!!!

Godo dijo...

Por ahí hay un botón, y cuando le das click te sale Small Normal Large y ajá, ponela en large porque ahí está en normal